Sobre Mí

Salvador Vivas

Sobre mí

Facilitador en Diálogo de Voces

La pregunta clave aquí es: ¿Quién seria Yo sin mi historia?

Te contaré mi historia, porqué sé que yo no soy esa historia.

Te la contaré en tercera persona, es como mirarme al espejo y ver todos los personajes que han estado ahí detrás de mi mirada y siguen estando ahí en esos casi 60 años de mi vida.

Ya han pasado casi seis décadas, muchas alegrías, tristezas, la historia de esa persona llamada Salvador Vivas ha sido muy interesante, un buscador de respuestas, una persona que ha sufrido mucho en su vida, pierde la visión de un ojo a los 5 años, vive en una burbuja de sobreprotección de su madre, crece frágil, sin una opinión clara de las cosas, un soñador, una persona muy complaciente, llegando en algunos momentos de su vida a ser sumiso para no perder el respecto y el amor de los demás.

Encuentra en los libros, en el conocimiento una forma de conectar con otras personas, un personaje camaleónico buscando la pertenencia, hacer parte de un grupo. 

Inseguro en los primeros 30 años de su vida. Al mirarse al espejo, no se reconoce en la imagen reflejada, busca la respuesta de ese vacío, y solo encuentra sufrimiento y soledad. 

En este camino de sufrimiento (así lo vive él) se encuentra con la frase de Buda que dice: «El dolor es real pero el sufrimiento es una opción de vida»

«Buda no sabe lo que dice»… esa era su frase y se entristecía cada vez más…

La perdida de su padre, un antes y un después

Sobre mí

El proceso de la perdida y el duelo le hicieron reflexionar, buscar ayuda, y la frase de Buda vibraba dentro de su corazón cada vez más intensa.

Un hombre con estudios en quimica, experiencias de haber vivido en diferentes países, varios idiomas y no conseguia ser feliz, buscaba fuera las respuestas y cada vez que llegaba a casa, se sentia cada vez más vacio y triste. 

Varios Camino de Santiago y el trabajo con la meditación Mindfulness le ayudaran a mirar el sufrimiento desde otra perspectiva, empezó a plantearse que Buda podría tener un poquito de razón en su frase sobre el dolor y el sufrimiento.

Durante su proceso de búsqueda de respuestas, se encontró con Diálogo de Voces, fue para él algo totalmente revelador, empezó a entender su forma de actuar, su necesidad de ser aceptado por los demás, y lo que cerró el ciclo fue su viaje a India, tuvo una experiencia mística, o como él explica un momento de Satori, un instante de plenitud, sentirse totalmente conectado y despojado de todos sus personajes o ego. El insight duro apenas unos dias, pero suficiente para replantear su vida.

En esa experiencia mística comprendió la importancia del ego, su función, más allá de ser bueno o malo, todo empezó a tener sentido, el rompecabezas ya tenia su lógica.

Buda no estaba loco, su frase tenia todo el sentido del mundo, el dolor cuando te rompes una mano es real, pero el sufrimiento de pensar que pasara conmigo ahora con mi mano rota es una opción de vida.

El Renacer de las Cenizas

En esa segunda etapa de su vida, descubre la conexión con la vulnerabilidad, pero que no se mal interprete, la vulnerabilidad no es debilidad, todo lo contrario, es fortaleza, pureza, conexión con la esencia de cada uno.

Empieza a sentir la necesidad de compartir sus experiencias de vida con otras personas, abre un espacio de voluntariado y toda su vida da un giro de 360º.

Sus miedos, verguenzas, inseguridades siguen ahí, pero con el trabajo de Diálogo de Voces y Mindfulness todo va cambiando, consigue conectar con la energía de la fuerza, el liderazgo, autoestima, todos estos espacios que estaban rechazados dentro de él.

Aprender a conectar con su parte vulnerable, no esconderla ni rechazarla, fue uno de los mayores regalos del proceso de Diálogo de Voces.

sobre mí

La Actualidad

¿Quién soy?

La Vulnerabilidad es mi Fortaleza. _Salvador Vivas

La mirada ha cambiado

En este momento soy una persona más consciente de la importancia de escucharse a uno mismo, saber que somos la persona que más daño nos podemos hacer a través de nuestro crítico interior.

Mirar a los ojos a las personas y reconocerme en sus miradas.

Darme cuenta del juego del juicio, desde que lugar estoy juzgando lo que pasa fuera de mí, una de las claves para encontrar la paz, fue abandonar el intento de luchar contra la realidad.

Aprender el arte de perdonar a uno mismo y a los demás, porque cuando dejas de juzgar la acción que te causa tanto dolor, el perdón empieza a florecer en tu corazón, hasta que llegues a dejar de juzgar y solo vivas el presente y el amor sin condiciones.

Misión: Ayudar a cambiar tu mirada, darte más posibilidades para escoger como enfrentarte a la vida.

Sólo tú puedes hacer el cambio que estas buscando.

¿Te atreves?

Vision: Compartir experiencias y crecer juntos, saber que no hay las cosas buenas o malas, todo es cuestión de perspectivas y nivel de consciencia.

Mirar la vida con la ilusión y la curiosidad de un niño.

¡Arriésgate!

NUESTRO TRABAJO

Reserva tu cita ahora con nosotros

    «No son las cosas que nos pasan que nos hacen sufrir sino lo que nos decimos sobre estas cosas»

    __ Epicteto

    Contacto

    Copyright © 2021 Diálogo de Voces – Todos los derechos reservados