Diálogo de Voces y las Mascaras

Publicado el: 19 diciembre, 2018, por :

MI EXPERIENCIA CON DIÁLOGO DE VOCES

Todas las personas que empiezan este proceso se dan cuenta rápidamente del excelente recurso para examinar los patrones de energía de sus “personalidades” y roles. Diálogo de Voces es un método para dialogar con nuestras voces interiores. Estas voces pertenecen a las distintas partes de nuestra personalidad: nosotros mismos.

Cada uno de estos “Yoes” tiene su propia manera de pensar, de sentir, su comportamiento y observación. A menudo nos identificamos con una o más de las sub-personalidades, llamadas “Yoes primarios”, mientras que otras partes nuestras intentan ser oídas en vano.

En Diálogo de Voces los distintos “Yoes” son invitados a expresarse libremente, a manifestarse con toda su energía, sin interferencia del ego, que a menudo se identifica con sub-personalidades criticas, como el “controlador” y el “crítico”.

Hacemos hincapié que Diálogo de Voces es un trabajo con la energía. Básicamente los “Yoes” son patrones de energías que hemos desarrollado durante nuestra vida y, como tal, son de naturaleza física, emocional, mental y espiritual.

El descubrimiento de nuestra vulnerabilidad es a menudo el inicio del proceso de transformación. Diálogo de Voces es un método sencillo y muy elegante. En teoría fundada por Jung, que se vio favorecida por la evolución como Psicodrama, Gestalt y Análisis Transpersonal.

Con Diálogo de Voces uno puede ir tan “profundo” como quiera, tan “alto” como pueda, tan “bajo y tan “lejos” como se atreva. El objetivo final de este proceso es de conocernos a nosotros mismos en todas las dimensiones, la posibilidad de conseguir una mayor elección de un Ego Consciente.

Los “Yoes” o sub-personalidades son las distintas partes que componen nuestra personalidad. Desde que nacemos y a lo largo de la vida nos identificamos con una serie de “Yoes” que reconocemos como nuestro comportamiento “natural”, y que son los que nos han permitido “sobrevivir” en la vida, hemos desarrollado estos “Yoes” gracias a nuestra historia de vida, se llaman “Yoes primarios”. En cambio los que no aceptamos son aquellas partes de nosotros que de algún modo hemos reprimido: los “Yoes rechazados”, a quienes no permitimos actuar en nuestra vida. Darle espacio a estos “Yoes” significa ampliar nuestras opciones y en lugar de reaccionar ante los retos de la vida, iremos a responder de manera responsable y eficaz.

Nuestras distintas voces tienen diferentes formas de pensar y sentir y transmiten sensaciones diferentes. Si quisiéramos describir básicamente a las voces, podemos decir que son energías o patrones energéticos. Aunque a veces no nos damos cuenta, todas estas energías se encuentran en nuestro interior.

El Método Diálogo de Voces, por su metodología de trabajo, ofrece la posibilidad de dialogar concretamente con cada una de ellas, y descubrir su origen, y lo que cada una tiene para decir o transmitir.

MI EXPERIENCIA CON DIÁLOGO DE VOCES – Salvador Vivas

VoiceDialogue

Hace 20 años que utilizo este proceso Diálogo de Voces para acceder a mi interior y entender que pasa cuando me relaciono con otras personas. Es un proceso sencillo, atractivo y algunas veces asusta.

El proceso nos ayuda a descubrir quien somos. Una pregunta que siempre me hecho: ¿Quien Soy?

Gracias a este proceso me ayuda a ver que soy muchos “Yoes”, soy el hijo que acompaña la madre al hospital, también soy el padre que ayuda a sus hijos con las tareas del cole, pero también soy el marido apasionado, también soy el profesional terapéutico cuando esta con un paciente. Me he dado cuenta que Soy todos estos “Yoes” y que dependiendo de la situación o entorno, uno de estos “Yoes” asume el control de mi coche psicológico.

La persona responde a las exigencias sociales, es la “máscara” que nos ponemos para salir al mundo. Comienza por ser un arquetipo y con el tiempo la vamos asumiendo como propia, hasta que llega a ser parte de nosotros mismos. Esta máscara se convierte en una verdad donde lo individual – lo original pasa a ser mal visto y desaparece (es reprimido o rechazado) y eso que nos hace diferentes del colectivo, pasa al inconsciente, transformándose en “lo disfuncional” de la personalidad. La palabra “personaje” se asocia al papel que representa un actor en el escenario. Así, en cada situación social el individuo desempeña “personajes” o “Yoes” diferentes, usando diferentes máscaras: es amable y sonríe como un “buen niño”, es grosero con quien le grita en el tránsito, actúa con indiferencia con algunos y pasa por tonto con otros.

Este proceso de Diálogo de Voces me facilito la experimentación de esos “Yoes” que he descubierto como integrantes de mi personalidad. Una vez que los he reconocido se ha producido una maravillosa sensación de saber quién está actuando en cada momento de mi vida, conocidos como mis “Yoes Primarios”.

La siguiente fase fue tomar consciencia de los “Yoes” que tengo rechazados e integrarlos en mi Ego Consciente. Muchas Voces que están ahí en mi mente empezaron a tener nombre, como por ejemplo el Niño Herido, el Crítico Interior, la Autoridad, el Rebelde, el Perezoso, el Seductor, El Orador, etc.

Durante el proceso de Diálogo de Voces empecé a trabajar con estos “Yoes” rechazados o desatendidos y te vas dando cuenta que son parte de ti, que necesitan ser escuchados, necesitan expresar su visión del mundo, este es el gran cambio, Integrar estas Voces, estos “Yoes” rechazados. Este es el trabajo del Ego Consciente que permite integrar todas estas sub-personalidades y equilibrar los opuestos.

Este proceso de Dialogo de Voces también me ayudo mucho con la relación de pareja y sigo aprendiendo cada día. Soy consciente en cada momento de que parte esta interactuando y eso nos ayuda a mantener una relación más sana.

“No es lo que decimos a nuestra pareja lo que realmente importa,

sino quién en nuestro interior lo esta diciendo” 

Hal y Sidra Stone, (Partnering: a new kind of relationship).

Salvador Vivas – Formador y Facilitador en Diálogo de Voces

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *